lunes, 17 de abril de 2017

REFLEXIONES PRIMAVERALES

”Al nacer era el hombre más rico del mundo, pero al morir seré el más pobre.
Gastaré todo lo que tengo en viajar por todo el mundo, en buenas conversaciones, en dormir solo, y en dormir acompañado, aprender cosas nuevas y perfeccionar las que ya conozco.
Como ves, el hombre más rico del mundo nace cada segundo, porque la riqueza no se mide en dinero, se mide en tiempo.
Y no tienes más remedio que gastarlo, así que gástalo bien“

Si hubiera un ranking de super anuncios, para mí, el top de los top sería este de Martini porque concentra en cinco minutos de anuncio mi forma de ver la vida.

Y es que para mí la riqueza no se mide en cuanto dinero tienes en la cartera sino en cómo disfrutas de tu tiempo, con tu pareja, tus amigos, tu familia o incluso en soledad, eso es ser rico de verdad porque no hay mayor riqueza que disfrutar de tu tiempo con la gente que quieres.

Por eso, a veces, no logro entender que exista gente por el mundo tan vacía que su único pasatiempo sea hablar mal de cualquier parroquiano que se cruce en su camino, así, sin motivo, sin excusa, lo que viene siendo gratuitamente, diría que incluso la felicidad ajena les enferma.

Últimamente he aprendido que, en la vida, por encima de todo hay que disfrutar de lo que se tiene en cada momento, que hay que exprimir cada día como si fuera el ultimo y que nunca es tarde para hacer nuevos amigos, que hay gente que se cruza en tu vida y te la pone patas arriba con dos conversaciones y tres cervezas y que cuando eso pasa ya no hay vuelta atrás porque son tu gente y matarías por ellos.

He aprendido que quién menos te lo esperas te sorprende con una sonrisa y que hay gente muy pequeña que te busca para hacerte daño. Que los abusones de la vida no solo estaban en el colegio, que también crecen, se hacen adultos, y siguen necesitando atacar en manada porque cuando están solos meten el rabo entre las piernas. Y que en la vida, como en todo, hay que tener paciencia porque a veces la gacela se mea en la cara del león.

Que la vida en general es dura pero que más dura puede hacerse aún y que a pesar de todo, al tiempo hay que ponerle buena cara porque si nos entristecemos nos encogemos y acabamos consumidos como las velas. 

Y que cuanto más pasa el tiempo más entiendo aquello de que que en la vida “hay que ser feliz aunque sea solo por joder…” 

Buena semana,
C

No hay comentarios:

Publicar un comentario