domingo, 18 de diciembre de 2016

HUMMUS AL ESTILO SIRIO

Este fin de semana hemos estado de cocina internacional por casa, el otro día haciendo limpieza encontré mi viejo libro de recetas y no sé porque mi vista fue a parar a la sección de recetas árabes.

Tampoco es que tenga muchas pero todas ellas tienen algo especial, el hummus, el falafel, las dolma y un sin fin de recetas dulces que a pesar de que no me van mucho son algunas de las recetas que guardo con más cariño desde que empecé en esto de la cocina. Será que son recetas caseras y tradicionales, será que quien me las dio ya no está a entre nosotros, no se decir, llevaban mucho tiempo enterradas y ya era hora de que les volviera a dar uso!

La verdad es, que de ahora en adelante, las vamos a ir repitiendo muy a menudo, porque ya no recordaba lo riquísima que esta la comida Siria, las especias son una de mis grandes pasiones en la comida y con estas recetas disfruto muchísimo con la mezcla de sabores.

La receta de hummus que hemos preparado, no difiere demasiado de las que circulan por internet ya que son todas muy parecidas, las diferencias radican básicamente en las variantes de la región de donde sea la receta puesto que unas incluyen más especias y otras menos, pero al final la base de su preparación es la misma.

El componente que quizás distingue esta receta de hummus de otras es el uso de la Tahina o Tahín (pasta de sésamo tostada) que aunque es bastante común usarla en las recetas árabes, antes me costaba muchísimo encontrarla ya que solo la vendían en carnicerías árabes, sin embargo ahora la podéis encontrar en la sección gourmet del Corte Inglés, en la zona de productos ecológicos del Carrefour y en la mayoría de tiendas de productos ecológicos y herboristerías.

Hay que decir que no es un ingrediente indispensable, puesto que es posible preparar hummus sin ella, pero en mi opinión el sabor no tiene nada que ver de prepararla con ella a sin ella. Solo hay que tener un poquito de cuidado y no abusar de su uso puesto que tiene un alto componente calórico.

INGREDIENTES
garbanzos (un bote grande)
ajo (1 diente)
tahina (una cucharada sopera)
limón (zumo de medio limón)
aceite
sal
pimentón dulce
comino en polvo

ELABORACIÓN

Siempre he preparado este plato para hacerlo central, de modo que todos los comensales lo pudiesen compartir, así que con estas cantidades podríamos decir que da para compartir entre 5 o 6 personas perfectamente, incluso más ya que es un plato de untar y por lo tanto las proporciones no son para raciones individuales.

Lo primero que debemos hacer es preparar los garbanzos, si los queremos usar naturales deberemos ponerlos a remojo el día anterior y cocerlos con abundante agua y una pizca de sal hasta que estén blanditos. Si por el contrario preferimos usarlos de bote deberemos lavarlos con abundante agua para que se limpien de conservantes y sabores peculiares de la conserva.

Una vez tengamos los garbanzos preparados, los escurriremos y empezaremos a preparar la pasta con ellos. Hemos de pasarlos por la batidora junto con el ajo, la tahina, el zumo de limón y una pizca de sal.

Para conseguir una masa homogénea con aspecto de puré iremos picando los ingredientes despacio y añadiendo agua cuando fuere necesario para que la masa no se nos quede demasiado pastosa, una vez tengamos ya una pasta con aspecto de puré añadiremos un poco de comino (al gusto).

Iremos probando y rectificando de sal si fuere necesario hasta que la pasta vaya adquiriendo el sabor adecuado (no debe saber a garbanzo cocido, las especias, la tahina y el limón se deben comer ese sabor), cuando esté a nuestro gusto y hayamos conseguido una masa suave y fina, añadiremos un chorro de aceite y batiremos una última vez.

Ya solo nos queda servirlo en un plato grande, haciendo círculos y decorar con un poco de comino, pimentón dulce y una buena chorrada de aceite virgen extra.

Por costumbre suelo acompañarlo de pan de pita untando con las manos, por algún motivo me resulta más agradable de comer, aunque a veces también lo comemos acompañado de crudités eso queda al gusto de cada uno.

Buena semana,
C