miércoles, 9 de noviembre de 2016

CUÉNTAME UNO DE PRINCESAS

Y la princesa, harta de príncipes crosfiteros, obsesos de gimnasio y demás fauna enganchada a las dietas, los batidos de proteínas y a las bebidas cero, se acercó al dragón y le dijo: perdona, ¿tienes fuego?

El cuento más o menos decía algo así, aunque servidora haya añadido alguna cosilla de su propia cosecha, y es que el otro día al leerlo en las redes sociales no pude evitar sonreírme y pensar colorín, colorado, esa pesadilla se ha acabado.

Actualmente nos meten por los ojos que tenemos que encontrar a don perfecto, y que este don perfecto tiene que tener unos impresionantes abdominales, un modernísimo estilo de vida donde no tiene cabida nada que no termine en fit, una singular verborrea sobre sí mismo que puede aburrir hasta a las piedras y por supuesto dominar todo tipo de bailoteos que estén ON. Abajo el rockero español, arriba don perfecto que baila reggaetón!!! 

Pero claro, lo que no nos dicen es que don perfecto también busca a su doña perfecta y no le vale cualquiera, no, si él es un escaparate de perfección con patas… ella no puede ser menos, por lo que a las mundanas de a pie, que no vivimos obsesionadas con ser divinas every moment de nuestra vida, la cosa se nos complica, y bastante, porque don perfecto no nace, se hace, y en su perfectísima mente es incapaz de considerar seriamente a nadie que no esté a su altura de perfección por lo que intentará moldearte a su imagen y semejanza, cosa que esta muy bien para la que tenga cuajo y paciencia, pero no para servidora. Palabrita de girl scout que hubo una temporada que visto el panorama que se cernía sobre mí consideré seriamente exiliarme a una isla desierta donde pudiera escapar de tanta tontería.

Y es que tratar de conocer a este señor puede ser, durante un tiempo, incluso divertido, pero francamente A-G-O-T-A-D-O-R, porque cuanto más le conoces más echas de menos la normalidad, sí, la normalidad, esa donde no te sientes juzgada a cada minuto y puedes comer, vestir o pensar cómo te salga del real toto e increíblemente el mundo sigue girando al día siguiente, esa normalidad en la que basta con ser tu misma para gustarle a alguien.

Tanto te agota, que al final, en la vida, como en el cuento,  la princesa se harta de buscar a don perfecto, se pone la corona por montera, se da un garbeo por los antros de la ciudad, se la juega con el dragón y, casualidades de la vida, ese dragón tan salado y guapetón resulta ser perfectamente imperfecto para ella.

Así que, buscaros un dragón que os de fuego para el cigarrillo y os chamusque hasta el último de vuestros pelos, que os regale su ultimo trozo de hamburguesa, que os acompañe hasta el infinito y más allá  y que crea que la mejor forma en que os pueda ver; es en pijama y despeinada entre sus brazos un domingo cualquiera. 

Buena semana,
C

martes, 1 de noviembre de 2016

VAL D'HECHO: JACETANIA BONITA

Empezar la semana teniendo que trabajar un día menos es bien, o al menos eso pensamos nosotros este fin de semana cuando decidimos irnos al Pirineo a airearnos un poco.

El Pirineo aragonés es simplemente espectacular y es que da igual el rincón por el que te pierdas porque nunca defrauda. Sin embargo, a mi concretamente me pierde la zona de la Jacetanía, será porque es una zona que conozco bastante bien y me encanta, será que he pasado más de un verano y más de dos en Jaca y sus alrededores me tienen ganada, será simplemente que la zona y su gente me enamoraron en su día y me siento hija pródiga cada vez que voy, no sabría decir, el caso es que todos los años necesito hacer una visita como quien vuelve a casa por navidad… (y sí, también vuelvo por navidad a comprar turrones siempre que puedo, un día me prohibirán la entrada en las pastelerías de la plaza de la Catedral, estoy segura!)

Nuestra elección este fin de semana fue visitar el valle de Hecho, cita ineludible para todos aquellos que quieran disfrutar de parajes espectaculares sin tener que moverse mucho y sobre todo de los más experimentados puesto que hay rutas para todos los gustos.

Nosotros nos limitamos a realizar una andada pequeñita pues a pesar de que el tiempo nos acompañó estupendamente en estas fechas la montaña empieza a ser traicionera y no pretendíamos hacer una ruta muy larga por lo que nos conformamos con visitar la zona de la Selva de Hoza y su impresionante boca del infierno y andando sin pensarlo mucho llegamos hasta la zona de Aguas Tuertas donde, para nuestro disgusto, como empezaba ya a caer la tarde nos tuvimos que volver, pendiente para otra salida nos queda la subida al Ibón de Estanés, visita que sin duda nos cobraremos esta primavera o a Peter le dará un algo.

Para finalizar hicimos la visita exprés de rigor a Jaca y a su Mcdonalds, donde sí se descuidan hubiéramos acabado con todas las existencias de hamburguesas que tenían, y es que después de una andada no hay nada mejor que un buen atracón de comida para reponer fuerzas.
En resumen, como siempre un gran fin de semana en la mejor compañía, de ahora en adelante y con el invierno tan cerca, nos espera largos días de manta y sofá hasta nuestra próxima aventura.

Buena semana,
C