miércoles, 31 de agosto de 2016

ENSALADA FRESCA DE ARROZ Y RÚCULA

Con los días tan rarunos que estamos teniendo en Zaragoza últimamente (frío por la mañana, calor por la tarde y vuelta al frío por la noche) una ya no sabe ni que ponerse para salir a la calle ni que preparar para comer. Tan pronto apetece algo calentito como que sube la temperatura y empezamos a sudar como los pollos y a pensar otra vez en ensaladas y gazpachos. 

Y en esas estábamos cuando nos hemos preparado esta ensalada ligera (FIT) para cenar.

Como veréis en casa nos encanta el arroz y es que es un buen complemento para casi todos los platos, ya sea como acompañamiento o como ingrediente principal. A parte de sano y nutritivo es uno de los alimentos más antiguos de la humanidad, los historiadores no consiguen ponerse de acuerdo pero hay estudios que datan su aparición antes del año 5000 a.c en el oriente de China.

El caso es que no se ha podido determinar con exactitud la época en que apareció sobre la tierra. La literatura china considera al arroz como el alimento básico de ese pueblo desde el año 3000 a.c; y se cree por los historiadores que es desde Asia, donde comienza precisamente a difundirse el arroz hacia la India.

Los españoles afirman que, seguramente, los árabes asentados en el reino del Al-Andalus fueron los responsables de los primeros arrozales, y que probablemente entró el arroz a Italia por los árabes, alrededor del siglo IX d.c., quien sabe, lo que si podemos afirmar con total certeza es que era un alimento muy caro durante toda la Edad Media, en la que se consideraba un lujo propio de las personas más ricas de la población. 

La historia muestra que el arroz va y viene de un sitio a otro con las migraciones, las guerras de conquistas y la necesidad de un alimento valioso, mientras en otros sitios crece de manera silvestre. ( Información extraída de Alimentación Sana.)

Hoy, nosotros, lo podemos encontrar en cualquier super y de cualquier tipo, largo, corto, basmati, integral, bomba... lo hay para todos los gustos, colores y paladares!

En casa como nos gusta mucho el arroz siempre intentamos prepararlo de diferentes modos para incluirlo en nuestra alimentación, risottos, revueltos, paellas, ensaladas no hay más límite que la imaginación de cada uno.
INGREDIENTES
media lechuga de roble
dos puñados de arroz cocido 
una lata de maíz dulce
un trozo pequeño de queso de bola
cuatro filetes de pechuga de pavo 
un huevo cocido
tres hojas de rúcula
cuatro nueces (picadas) (yo las puse después de las fotos)
unas muescas de pimienta negra
sal
aceite

ELABORACIÓN

Comenzamos poniendo a cocer a fuego medio el arroz (con una cucharadita de café de sal y romero), antes de ponerlo a cocer lo habremos lavado varias veces bajo el grifo hasta que el agua deje de salir turbia. Mientras se cuece vamos preparando el resto de ingredientes, lavamos la lechuga de roble y la dejamos escurrir unos minutos, después troceamos la pechuga de pavo, el queso, preparamos el maíz dulce para tenerlo a mano y ponemos a cocer un huevo.

En un bol echamos la lechuga, el maíz, y la pechuga troceada y revolvemos con ayuda de los cubiertos de servir.

Una vez que tengamos el arroz cocida lo escurrimos y lo ahogamos en agua fría, lo ponemos a escurrir otra vez y lo dejamos unos 5 minutos. Una vez lo tenemos escurrido y suelto lo pasamos al bol y mezclamos con el resto de ingredientes, removemos para que se mezcle bien. 


Una vez tenemos mezclado el arroz con el resto de ingredientes, procedemos a pasar la ensalada al plato, la colocamos en el centro, salpimentamos al gusto, y decoramos con las nueces, la rúcula y el huevo cocido.

Buena semana,
C

lunes, 29 de agosto de 2016

EL EFECTO FANTASMA

Sin rencores y con muchísimo love, queridos míos.

Hacía días que no escribía yo nada en este santo blog que no fuera sobre comida o alguna escapadilla por la tierra patria hasta que ayer me sacaron vine a salir de mi letargo. Y es que a una servidora no deja de sorprenderle, cada día más, que fantasmas (o mejor dicho fantasmones/as) del pasado insistan en aparecer para hacerse notar (Bill Murray, I need you ASAP!).

Y es que a mí me cuesta entender que gente que en un momento dado decide salir de la vida de otro no pueda evitar mirar tras la cortina, cotillear, chafardear, alcahuetear, llamadlo como queráis, a todas horas. No digo yo que los primeros tiempos no exista cierta curiosidad por saber, pero hombre, cuando pasan los años y, a estas alturas? Es un poco como raruno, no?

Lo sorprendente de estas situaciones es que hoy en día a este tipo de comportamientos (stalkers) se les quita importancia porque se realizan a través de las redes sociales y parece que, como una tiene un perfil público en esta nuestra blogosfera, está todo permitido y hombre, una visitilla o dos de pascuas a ramos pase, pero tanta asiduidad es un poquito preocupante, eh? Yo solo lo comento, ejem, ejem (conste que no quiero hacer de acusica Barrabás pero…igual alguien se lo tendría que ir mirando).

Mis queridos, por si no lo sabéis, para bien o para mal todos somos públicos (aunque creamos escondernos desde la tranquilidad de nuestras redes sociales super privadas) y este nuestro mundo internauta ofrece mil y una posibilidades para saber quienes y desde donde te visitan o ven tus fotos en las redes sociales.

Si a lo anterior sumamos que no todos fuimos bendecidos con el don de la discreción, pues, al final, alguna parroquiana con toda su mejor intención te deja caer ciertos comentarios y… una será de letras purísimas pero hasta la fecha es capaz de sumar 2+2.

Como alguien me dijo una vez, y yo me lo aprendí muy requete bien, en esta vida hay muchas formas de matar a alguien, y no, no hace falta que sea un muerto real de los que hay que enterrar, basta con sacar a alguien de tu vida e ignorarlo y, hasta donde yo sé, los muertos, sean del tipo que sean, no regresan o al menos no deberían (a pesar del empeño de George A. Romero). Así que, a ver si tomamos nota.

Pero bueno, conste que al final servidora se lo toma como un halago y es que no eres nadie en este mundo hasta que tienes uno o dos stalkers sueltos por ahí. 

Será que al final voy a tener glamour y todo.

With all my love,
C

viernes, 26 de agosto de 2016

ARROZ CON COSTILLAS

A pesar de que con estos calores no apetece mucho comer caliente, en casa empezamos a echar de menos algún plato consistente, por lo que vamos volviendo poco a poco a nuestras cremas y potajes, templados eso sí.

En esta ocasión y con la intención de coger fuerzas para los próximos días (empiezan las fiestas del pueblo de Peter, ou yeah!) hemos preparado un estupendo arroz con costillas, como veréis su dificultad es cero, se hace bastante rápido y llena un monton, por lo que es perfecto para hacer un plato único.

INGREDIENTES
arroz redondo (2 o 3 puñados por cada comensal)
1 puerro pequeño
1 pimiento verde
2 dientes de ajo
media cebolla
2 o 3 trozos de costilla fresca por cabeza 
sal
aceite
romero
tomillo
1 pastilla de caldo de verduras

ELABORACIÓN

A pesar de que es un plato muy fácil de preparar, requiere de cierta paciencia para que nos quede en su punto.

Nosotros, siguiendo nuestra costumbre, hemos usado una paellera de dos raciones. Comenzaremos salando la carne y echando una buena chorrada de aceite de oliva en la paellera, la pondremos a fuego medio y cuando veamos que empieza a calentar echaremos la costilla, dejaremos dorar un poco y pasados unos minutos añadiremos el puerro, el pimiento verde, los ajos y la cebolla bien picados. 

Iremos controlando que el sofrito se vaya haciendo. Una vez veamos que las verduras están pochadas (la cebolla transparente, el pimiento tierno etc…) añadiremos medio vaso de agua, la pastilla de caldo de verduras y el tomillo y romero (al gusto).

Es importante que dejemos cocer unos minutos la costilla para que no se nos quede cruda, si echamos el arroz al mismo tiempo casi con toda seguridad acabaremos con el arroz pasado y la costilla sin hacer. Unos 10 minutos extra serán más que suficiente.

No debemos dejar en ningún momento que la paellera se quede sin agua por lo que vigilaremos de cerca el contenido e iremos añadiendo si es preciso medios vasos de agua. 

Una vez tenemos la costilla medio hecha será el momento de echar el arroz, nosotros solemos calcular un par de puñados o tres por cabeza (según si son los míos o los de Peter) que es la ración de la paellera. Echaremos el arroz y dejaremos que vaya haciendo, como os hemos comentado hay que vigilar que no se nos quede sin agua, por lo que deberemos dejar que el arroz la vaya absorbiendo y no echaremos más mientras no veamos que se nos va a quedar seco. 
Iremos probando y rectificando de sal también, ya que al ir añadiendo agua se va perdiendo el sabor. Veremos que poco a poco el arroz se va hinchando, lo probaremos de vez en cuando y cuando notemos que esta casi blandito del todo, retiraremos la paellera del fuego, le pondremos una tapadera y dejaremos reposar unos 5 minutos para que se quede en su punto.

Buen fin de semana,
C

martes, 23 de agosto de 2016

QUINOA CON SETAS Y SALSA DE SOJA

Quinoa, el súper alimento de los campeones.

Últimamente se escucha en todas partes hablar de ella, tanto que hasta a nosotros nos ha picado la curiosidad y hemos decidido hacer alguna recetilla con ella y ver qué hay de verdad en esas milagrosas propiedades que se le atribuyen.

La Quinoa es un pseudocereal que se cultiva, principalmente, en la cordillera de los Andes. Sus principales productores son Bolivia y Perú, seguidos de España donde está experimentando una notable demanda lo que nos ha convertido en uno de sus principales exportadores.

Se trata de una semilla bastante completa nutricionalmente hablando, destacándose principalmente la presencia de ácidos omega 6 y omega 3 y su alto contenido en potasio, magnesio, calcio, fósforo, hierro y zinc o vitaminas del complejo B y vitamina E, lo que la convierte en un alimento muy completo y de fácil digestión.

Sus propiedades se conocen desde la antigüedad, sin embargo no es hasta hace un par de años que se ha puesto tan de moda su consumo especialmente entre los deportistas, donde es considerado como el alimento de los súper campeones y de hecho se la incluye en el contenido de muchas de las barritas energéticas que podemos encontrar en el mercado.

¿Cómo preparar la Quinoa?

Es importante que lavemos previamente la Quinoa, sus semillas están recubiertas de una fina capa de saponinas que le aportan un sabor bastante amargo, para esto lo mejor es armarse de paciencia y utilizar un tamiz, ya que como veréis las semillas son muy pequeñas.

Hay multitud de recetas por internet, nosotros hemos experimentado un poco y hemos descubierto que nos gusta más su consumo en frío.

INGREDIENTES
250 gr de Quinoa (SOS)
zumo de 1 limón
1 cebolla picada
1 puñado de setas Shiitakis 
sal 
aceite 
perejil 
albahaca 
2 rodajas de calabacín 
1 dado de caldo de verduras 
2 cucharadas de salsa de soja (china-dulce)
ELABORACIÓN

Una vez tenemos las semillas de Quinoa lavadas, echamos tres dedos de agua en una olla y ponemos a calentar a fuego medio. Es importante que no nos pasemos con el agua puesto que las semillas deben absorberla toda. 

Nosotros con un paquete de 250 gramos hemos tenido para cuatro raciones generosas, al ser semillas tan pequeñas no pensábamos que cundiría tanto la verdad. En cuanto el agua comience a hervir y veamos que la pastilla de caldo se ha deshecho echaremos las semillas y dejaremos hacer hasta que veamos que las semillas están transparentes e hinchadas (suele costar unos 15/20 minutos), es recomendable que vayáis probando hasta que notéis que están completamente blanditas.

Deberéis vigilar que en ningún momento se queden sin agua, puede ocurrir que nos quedemos sin agua ya que tienen mucha capacidad de absorción, así que prepararos un vaso de agua cerca por si es necesario ir añadiendo agua de poco en poco.

Mientras tanto prepararemos un sofrito de cebolla y setas para darle un poquito más de sabor, en una sartén echaremos una cucharada de aceite de oliva virgen y la pondremos a calentar a fuego medio, añadiremos la cebolla picada y cuando veamos que ya está casi pochada añadiremos las setas, salpimentaremos al gusto y dejaremos hacer.

Una vez tenemos la Quinoa y el sofrito listo, procederemos a juntarlo todo, para ello usaremos o una sartén grande y alta o como en nuestro caso una paellera. Pondremos la paellera a fuego medio, echaremos una chorrada de aceite de oliva y añadiremos la Quinoa y el sofrito, mezclaremos bien con ayuda de una cuchara de madera y dejaremos hacer unos segundos, después añadiremos un par de cucharadas soperas de salsa de soja (china) y removemos hasta que todo el contenido tenga algo de color (unos 5 minutos), rectificaremos de sal si es necesario.
En nuestro caso hemos utilizado unas hojas de albahaca fresca y perejil de nuestro huerto para refrescar un poco el sabor, las añadiremos picadas al gusto y removeremos nuevamente para que se mezclen bien. Finalmente retiraremos del fuego y dejaremos enfriar.

Una vez haya enfriado añadiremos pequeñas cucharadas de zumo de limón, siempre con cuidado de no aguar la mezcla y que no nos quede líquida (la Quinoa debe absorber el limón)

Para servirlo hemos utilizado unos moldes de acero, ya que la Quinoa compacta bastante bien, y hemos rallado un poco de calabacín crudo por encima. El resultado ha sido un plato bastante agradable al paladar y fresquito para estas fechas.

Para ser nuestra primera experiencia con la Quinoa la verdad es que hemos quedado muy contentos, así que repetiremos muy pronto!

Buena semana,
C

lunes, 22 de agosto de 2016

POSADOS VERANIEGOS Y RIO BERGANTES

Pues nada que ya andamos tierras mañas así que oficialmente damos por concluidas nuestras vacaciones veraniegas y volvemos a la rutina y al calor zaragozano con mucha penita.

Estos días se nos han pasado volando y es que como dicen por ahí, ay, si nos toca, lo que haríamos nosotros con muchos millones en el banco…el mundo se nos quedaría pequeño de tanto viajar!!! Pero volvamos a la realidad, somos pobres y casi con toda seguridad lo seguiremos siendo siempre así que nos hemos tenido que conformar con pasar unos días en la playa y recargar pilas rodeados de naturaleza y soledad por las calas de la Sierra de Irta, que el plan tampoco está nada mal, eh?

Este año además, como nos pillaban las fechas fuera de Zaragoza y cerca de casa tenemos un monte enterito a nuestra disposición, hemos aprovechado para- manta en ristre y botella de vino en mano- ver las Perseidas en medio de la nada, experiencia que repetiremos sin duda el próximo año y que nos ha resultado inolvidable (gracias Peter).

Nuestro nuevo descubrimiento este verano ha sido la zona que baña el rio Bergantes, muy cerquita de Aguasvivas. Peter llevaba tiempo hablándome de las pozas naturales que había por allí y la verdad es que no exageraba, es una zona preciosa para pasar el rato.

De vuelta de la playa nos desviamos un poco para poder pasar la tarde por allí y el paisaje y sus limpias aguas no nos defraudaron en absoluto, se trata de una zona realmente preciosa y muy bien acondicionada para el baño. 

El río Bergantes es conocido por sus cristalinas aguas y cuenta multitud de pozas naturales así como con la zona de baño de ‘Cananillas’ que está muy bien habilitada para pasar el día disfrutando del río y de su paisaje. 

Nosotros podemos dar fe de que todo lo que se dice de él es cierto, las aguas están impresionantemente limpias, tanto que incluso puedes ver los peces, que lejos de espantarse si te descuidas acuden a picotearte los pies. 
Siguiendo el cauce del río hay varias zonas de baño, unas más profundas que otras y para los miedosos que solo quieren remojarse los pies, decir que el cauce está impecable así que se puede sentar uno en la orilla con los pies a remojo y disfrutar simplemente de la paz que se respira en medio de la naturaleza.

Buena semana,
C

miércoles, 3 de agosto de 2016

PIRINEOS SUR- SALLENT DE GÁLLEGO

Aloha! Este fin de semana escapando del calor nos hemos ido de festival! Hacía ya tiempo que teníamos entre ceja y ceja ir a alguno y aprovechando que Pirineos Sur estaba de celebración por su 25 aniversario y que era Bunbury (puro amor el que tengo yo desde mi más tierna infancia por este hombre) el encargado de poner el broche de oro a tan magno acontecimiento nos fuimos, tienda de campaña en ristre, y nos plantamos en Lanuza a pasar el fin de semana en las montañas.

Para quien no haya estado nunca decir que el festival se celebra en Lanuza, muy cerquita de la localidad de Sallent de Gállego, rodeado de montañas y vegetación, a pesar de que hay multitud de actividades y actuaciones los principales conciertos tienen lugar en el escenario flotante que hay sobre el pantano de Lanuza y que es simplemente espectacular.

Pirineos Sur es un festival multicultural, es un encuentro entre continentes, culturas y sonidos. Los estilos musicales van desde ritmos africanos, jazz, reggae hasta salsa, flamenco o música electrónica y, a pesar de contar con más de dos décadas a sus espaldas, dicen que no ha perdido ni un ápice del espíritu de su primera edición. Además a lo largo de los 15 días que dura el festival se realizan, exposiciones, talleres, mercados y pasacalles que van desde danzas tribales hasta acrobacias aéreas.

En Sallent se encuentra la zona del “Mercado del Mundo” donde podemos encontrar tenderetes con todo tipo de artículos multiculturales o degustar comidas del mundo en los diferentes foodtracks que hay, nosotros hicimos nuestro un puesto de comida Libanesa que nos encantó y en el que pudimos disfrutar de auténtica comida árabe casera, shawarmas y falafel completaron nuestra primera cena, solo nos faltó un plato de dolma (mahshi) para ser completamente felices.

El festival cuenta entre sus atractivos con una super económica zona de acampada habilitada en la que por dos euros (por persona y tienda) puedes dormir y que cuenta con todos los servicios básicos. Se ocupa por orden de llegada y hasta completar el aforo, nosotros fuimos de viernes a domingo y no tuvimos ningún problema, plantamos la tienda donde quisimos y tuvimos la suerte de poder dejar el coche muy cerquita de nosotros. Muy a tener en cuenta el llevarse ropa de abrigo ya que allí las noches son bastante frescas. 

Además de las actividades musicales y culturales el entorno es ideal para realizar actividades al aire libre, a los pies de la zona de acampada se encuentra el embarcadero del pantano de Lanuza donde, previo pago, se pueden realizar todo tipo de actividades, piraguas, padel surf, wind surf, paseos en barco en patinetes etc… o si se prefiere simplemente tumbarse a la bartola, el paisaje es tan impresionante que apenas hace falta más. Nosotros incluso nos dimos un chapuzón, eso sí, imprescindible llevarse unos buenos escarpines pues el fondo del pantano está lleno de rocas y corrientes de agua.

Y a parte de disfrutar del conciertazo que dio Bunbury también hemos aprovechado para turistear un poco, la localidad de Sallent se encuentra a escasos minutos a pie de la zona de acampada y aunque es muy pequeñita cuenta con muchísimos atractivos.

Sallent es un típico pueblo del Pirineo rodeado de casitas de piedra y pizarra, bañado por las cristalinas aguas del rio “Aguas Limpias” y cuenta además con una iglesia gótica, de principios del siglo XVI, que alberga un valioso retablo plateresco y su famosa imagen de la Virgen de las Nieves (patrona de la zona). También cuenta con un puente medieval del siglo XVI (llamado el Puente Romano), así como con muchas casas blasonadas dentro del casco antiguo y en el centro del pueblo nos encontraremos con su popular “Mentidero” que no es otra cosa que una bancada cubierta y abierta a la calle donde descansar un rato después del paseo.
Y poco más que decir, hemos disfrutado muchísimo de este fin de semana, recargado las pilas y en breve llegan nuestras vacaciones, ou yeahhhh!!!!!

Buena semana,
C