jueves, 30 de junio de 2016

MUFFINS DE ESPINACAS Y SHITAKIS

Con el calor apetece cada vez menos encender el horno, pero no quería dejar pasar la oportunidad de probar esta receta que tengo guardada desde hace tiempo.

Suelo mirar habitualmente Pinterest y pocas veces encuentro recetas que no me gusten, no lo puedo evitar, siempre estoy cogiendo ideas para cocinar y engordar a mi familia. Esta receta en concreto está sacada del blog de Manila Spoon que por lo que he podido ver tiene recetas muy originales.

Como veréis la dificultad que entraña es cero, se trata de una receta super sencilla ya que consiste simplemente en hacer una quiché de espinacas, sin masa, y con forma de muffin lo que le da un toque bastante original y es un plato muy agradecido si tenemos visitas en casa porque además llena un montón.

INGREDIENTES

5 huevos pequeños
300 ml de nata para cocinar
150 gramos de espinacas cocidas
1,5 bandejas de shitakis
dados de queso azul (1 por muffin)
sal (al gusto)

ELABORACIÓN

Ponemos el horno a precalentar a 250 grados y mientras tanto iremos picando en forma de dado los shitakis. Una vez los tengamos preparados los saltearemos en la sartén con unas gotas de aceite y retiraremos a un bol aparte. Para decorar nos guardaremos algún trozo grande que pasaremos ligeramente por la plancha.

En la misma sartén que hemos pochado los shitakis añadiremos aceite otra vez y procederemos a saltear las espinacas, que previamente habremos cocido, dejaremos hacer unos minutos y las retiraremos al mismo bol donde tenemos los shitakis.

En otro bol a parte batiremos los huevos, añadiremos la sal y la nata y volveremos a batir hasta que tengamos todo bien mezclado. Finalmente añadiremos las espinacas y los shitakis y volvemos a mezclar todo bien.

Una vez tenemos preparado el relleno de nuestros muffins, lo echaremos en los moldes, bajaremos el calor del horno a 150/170 y en cada agujero del molde añadiremos un dado de queso azul. Meteremos al horno y dejaremos que pasen unos 5 minutos para que la superficie de cada muffin haya cuajado un poco y colocaremos con mucho cuidado encima de cada uno el trozo de shitaki que nos hemos guardado para decorar.

Ya solo falta dejar hacer unos 25 minutos y estarán listos para servir. Como cada horno es distinto lo ideal es ir controlando y si hay dudas pinchar con un palillo para ver si están completamente hechos.

Buena semana,
C

lunes, 27 de junio de 2016

AÑÓN DE MONCAYO

Con la llegada del veranito, y como buenos domingueros que somos en casa, nos hemos propuesto recorrernos estos próximos meses todos los merenderos, pantanos, pozas y zonas con encanto de Aragón y alrededores que podamos hasta que lleguen nuestras ansiadas vacaciones.

Y precisamente con esa intención pusimos rumbo este sábado a nuestro primer destino, Añón de Moncayo, un pueblecito con mucho encanto situado dentro de la comarca de Tarazona y la sierra del Moncayo por lo que cuenta con unas vistas espectaculares.

Pero no solo los paisajes son el atractivo de este pequeño pueblo, pues cuenta además con un conjunto histórico notable también y bastante bien conservado, mantiene aún algunos vestigios de la imponente muralla que en su día rodeaba la ciudad, un arco y un puente medieval, el castillo/palacio de los Comendadores o la iglesia de Santa María, además de algunas casas nobles de estilo tradicional aragonés que junto con el centro de interpretación de naturaleza hacen de este pueblo un lugar donde pasar una tarde de lo más entretenida.

Para los amantes del verde decir que cuenta con dos merenderos perfectamente acondicionados, uno donde poder hacer carne y otro más sencillo desde el que además se señalizan pequeñas rutas para poder visitar la zona que está plagada de vegetación, pequeños riachuelos y sus famosas cuevas, también conocidas como las cuevas del Rey, que albergan una importante colonia de murciélagos.

Y no nos podemos ir de este precioso pueblo sin visitar el mirador del Balcón del Huecha que cuenta con unas impresionantes vistas al Moncayo y a la sierra.

Para acabar, agradecer la buena mano de nuestra fotógrafa oficial (Marita) que con su paciencia y buen hacer nos dejó unas fotos preciosas como recuerdo.

Buena semana, 
C

lunes, 13 de junio de 2016

CONJUNTO ETNOLOGICO DE CANTALOBOS; TAMBORILE Y OTROS MENESTERES

Siempre que subimos a Montalbán a ver a la familia a mí me viene a la cabeza el anuncio este de acuarius que decía aquello de adopta un pueblito bueno y es que Teruel no deja de sorprenderme, siempre tiene parajes que descubrir y sitios por donde perderse y no querer volver.

En esta ocasión hicimos una excursión familiar para visitar el conjunto etnológico de Cantalobos que cuenta con unos paisajes impresionantes y se encuentra salpicado de pequeñas construcciones de piedra (o pizarrín) típicas de la zona, las llamadas construcciones de piedraseca.

De entre todas las construcciones que nos podemos encontrar, quizás, la más espectacular sea la que se conoce como casilla del Mas del Hambre, que destaca por su impresionante construcción de planta circular y por su amplio interior donde podemos encontrar un hogar y una pequeña oquedad en la pared que en su día hacía las veces de nevera.

Sin tener que andar mucho nos cruzaremos con todo tipo de pequeñas edificaciones que van desde pequeñas casillas de planta circular hasta cabañas rectangulares de corte más sencillo que eran utilizadas a modo de refugio y estaban destinadas a cobijar a pastores y animales.

La peculiaridad de esta técnica de construcción reside en que aprovecha los recursos de la zona (pizarrines, arcilla, madera etc…) y que no utiliza ningún tipo de material para asentar o asegurar la estructura. La edificación se basa única y exclusivamente en el asentamiento de una piedra sobre otra.

En nuestra pequeña ruta visitamos también la famosa nevera de Montalbán que está construida en la tierra y consiste en un hoyo profundo sobre el que se ha levantado una estructura de piedra reforzada con paredes de mampostería.

A día de hoy su finalidad es puramente histórica, pero no siempre fue así, antiguamente y con las dificultades que había para mantener frescos los alimentos su finalidad era la producción de hielo, para ello el fondo del pozo se cubría con rejillas para facilitar la salida del agua y encima se iban amontonando capas de nieve prensada alternando con capas de paja, de manera que se generaban grandes bloques de hielo de los que se surtía la zona.

Para terminar, decir que como no solo de excursionear vive el hombre, este fin de semana también nos hemos acercado al Festival del Tamborilé que se celebra en la localidad de Mezquita de Jarque (muy cerquita de Montalbán), que tiene lugar todos los años para estas fechas, y que es visita obligada para todo el que se encuentre por la zona y quiera pasar una tarde entretenida escuchando música de la calle, batukadas, charangas y street music en general.
Si además eres un apasionado del queso como nosotros, los puestos de alimentos artesanos que acompañan este festival harán tus delicias, en resumen, un plan perfecto para disfrutar del buen tiempo que nos acompaña ya!

Buena semana,
C

martes, 7 de junio de 2016

POSADOS VERANIEGOS y HEALTHY LIFE

Con la llegada del verano, aparecen los calores y los primeros sofocos con la idea de que hay que quitarse capas y capas de ropa para lucir cuerpo en las piscinas y playas patrias.

Quizás sea porque hay toda una generación de treintañeros que crecimos con los videos ochenteros de aerobic de Eva Nasarre y, seamos sinceros, es difícil que semejante despliegue de colorines y movimientos imposibles no se nos hayan quedado grabados en la retina de por vida o simplemente porque el culto al cuerpo se ha impuesto en nuestra sociedad y, queridos míos, ha venido para quedarse.

Traumas aparte, llevamos ya unos años en los que en cuanto llega la temporada veraniega nos fulminan con anuncios de dietas milagrosas en la televisión, los gimnasios nos llenan los buzones con ofertas especiales de cara al verano y parece que si no has abrazado el dogma del culto al cuerpo eres poco menos que una apestada. Por si las mujeres no tuviéramos ya bastante presión mediática y social con nuestro cuerpo, ahora, si no haces un sprint final y echas más horas que un reloj en el gimnasio para poder lucir palmito en la playa este verano casi parece que la culpa es tuya por no preocuparte por tu cuerpo/salud. 

Tristemente, se esta asociando el tener un cuerpo socialmente aceptado a un síntoma de salud, cuando una cosa no tiene porque ir acompañada de la otra y menos si para conseguirlo hay que llevar nuestro cuerpo al extremo. Volver a tu casa con las piernas destrozadas de hacer sentadillas hasta la extenuación o llevar una alimentación a base de lechuga y pechuga a la plancha en la que cuentas hasta la ultima caloría es una cosa y que eso pueda considerarse como un estilo de vida saludable es otra muy distinta, con mis respetos para quien decida hacerlo claro está, pero en mi humilde opinión todo en exceso es malo y someter a nuestro cuerpo a semejante estrés a lo único que puede llevarnos es a que en el momento que se dejen de mantener esas rutinas, que con el tiempo además son insostenibles, nos encontremos con el tan temido efecto rebote.

Afortunadamente, el concepto de la healthy life, que si bien es cierto que de novedoso solo tiene el nombre por mucho que se empeñen los yankis,  está ganando cada vez más adeptos en sus filas. A día de hoy esta considerado como toda una filosofía de vida y persigue que quienes se sumen a su método aprendan a llevar una alimentación lo más variada y sana posible que, complementada con ejercicio regular, y moderado, donde se potencian especialmente los deportes al aire libre, al final dé como resultado una mejora en tu salud y tu forma física sin someter tu cuerpo a excesos innecesarios.

Y es que al final en la vida, como en todo, cada uno elige lo que prefiere, si constancia y alimentación sana durante todo el año o sobre exceso de dieta y ejercicio tres meses antes del comienzo de las vacaciones.

Buena semana,
C

miércoles, 1 de junio de 2016

ENSALADA FRESCA DE LENTEJAS Y RUCULA

Hola junio, bye, bye mayo. Por fin cambiamos de mes y nos acercamos rápidamente al veranito, piscineo, playeo y mucho terraceo veo yo este año. Con el cambio de mes y de temperaturas ya no apetece cocinar platos calientes, así que en casa vamos a comenzar también nuestra temporada de ensaladas sanotas.

La receta de hoy hace ya tiempo que la preparamos y no la habíamos subido aún. En casa, como somos unos enamorados de la legumbre, tenemos que ingeniárnoslas para poder seguir comiendo en verano, pero claro, con los calores a nadie le apetece un potaje, así que solemos aprovechar para añadir legumbres a nuestras ensaladas y platos más frescos.

En este caso os proponemos una ensalada de lentejas, rúcula y bacon, que a parte de tener un sabor estupendo, es el complemento perfecto para las comidas de verano, frescas y sin demasiado aporte calórico.

INGREDIENTES

un puñado de lentejas (pardinas)
un par de filetes de bacon
un puñado de rúcula
4 tomates cherry
un poco de parmesano rallado
sal
aceite de oliva
pimienta negra

Comenzamos poniendo a remojo las lentejas la noche de antes para que ablanden. Al día siguiente las remojamos un par de veces en un bol con agua para quitarles el barrillo y las ponemos a cocer unos 15/20 minutos, lo justo para que se cuezan pero no se deshagan. (salamos al gusto)

Una vez las tenemos cocidas, las apartamos, las ahogamos nuevamente en agua y las dejamos escurriendo unos 10 minutos, mientras cortamos en taquitos y ponemos a dorar en el microondas el bacon para preparar el crujiente, cuando lo tengamos tostado separamos, con cuidado de no quemarnos, los trozos y reservamos para luego.

Es el momento de empezar a montar el plato, colocamos las lentejas y encima la rúcula, despues añadimos el bacon y los tomates cherries cortados por la mitad, añadimos unas muescas de pimienta y por último rallamos un poco de queso Parmesano por encima.
Nosotros hemos preferido aliñar esta ensalada sin vinagre, pero con un chorrito de vinagre de modena, el resultado es de diez!

Buena semana,
C