martes, 28 de julio de 2015

COMPRO, VENDO, CAMBIO: ESPECIES NOCTURNAS

Es sábado por la noche y estas que te sales, llevas toda la semana esperando a que llegue el fin de semana para salir de fiesta y sacar tus plumas cual pavo real. Esta es tu noche, lo presientes, después de todo estás a dieta perpetua de lechuga y tomate para caber en ese micro vestido ajustado que te has comprado en las rebajas y tienes que aprovecharlo, porque tú esta noche LIGAS, así, con mayúsculas.

Pero según pasan las horas te vas deprimiendo y te dan ganas de arrancarte el puñetero vestido que no te deja ya respirar de tantas copas que te has tomado, es más, si pudieras te ahorcarías ahora mismo con él ¿Se puede saber dónde están los hombres normales? ¿Pero qué fauna es esta? si Félix Rodríguez de la Fuente levantase la cabeza se volvería a morir. ¿De dónde salen semejantes especímenes? ¿De verdad existe gente así o los sueltan solo cuando tú sales? Veamos algunos ejemplos:

El Cachas Tronista

Del latín “Cachetis Gimnasiarium”. Fácilmente reconocible por sus sutiles y nada estudiadas técnicas de aproximación nocturna (nótese mi ironía s’il vous plait), por su falta de tacto con los rayos uva y por el ingente uso de laca y gomina que utiliza para mantener el tupé en su sitio. Esta especie es lo más parecido a un detector de calor humano nocturno que existe, es un predatorde la noche y nunca pierde su oportunidad de cazar.

En su afán por pavonearse delante de ti utilizará todas sus armas de seducción masiva, desde agarrarse a la primera columna que encuentre para que puedas apreciar sus trabajados músculos hasta apretar tripa durante tres horas seguidas si es necesario aunque ello le suponga no poder respirar en un buen rato. Él tiene que marcar sus abdominales como sea. 

Te lanzará miradas arrobadoras mientras te cuenta todas y cada una de sus formas de entrenamiento en el gimnasio, su magnífica dieta a base de atún, pollo y arroz  y, quien sabe, si le prestas atención igual hasta te llevas a casa algún truquillo para quitarte esas horribles cartucheras que te llevan por la calle de la amargura.

El Estirao

Del latín “Pijeris Pijerum”, es el pijo de toda la vida. Él es lo más cool y top que te vas a encontrar esa noche, eres tremendamente afortunada de que se haya fijado en ti, ¿acaso no lo ves? Su verborrea puede ser interminable, horas y horas oyendo hablar de su cochazo ultimo modelo, de sus navidades en Aspen, de la cena de anoche en el restaurante más IN de la ciudad y de… ¿podemos hablar de algo que no seas tú mismo? Definitivamente, corre!!!!

El Hípster

Del latín “Fruitis Fruiterum”, versión reconvertida de varias especies con mutaciones propias que van desde el pijo moderno que adora las camisetas con estampado frutal hasta el inconformista que sólo se quita la camisa de cuadros y la pajarita para dormir.

Suelen ser buenos conversadores aunque sus autores/escritores/pintores de referencia parezcan sacados de un vademécum chino. Ser hípster requiere estar al día culturalmente hablando por lo que no es fácil participar en las conversaciones de este grupo y poder salir airosa de ellas. 

Esta especie nunca te hablará de cosas mundanas, ellos pertenecen a otro ámbito, son gafapasteros de pro y les encanta demostrarlo.

El friki

Del latín “Comicarium Agudis”, no sabemos si a día de hoy sigue atesorando su colección de comics, perdón, novela gráfica para adultos quería decir, pero está claro que no es para ti, lo sabes desde el momento en que lo localizas en el bar.

Sin embargo y a pesar de tus intentos por evitar sus miradas, danger!, se te acerca! Logrará tenerte toda la noche a su vera, es simpático, gracioso y a ratos te parece hasta entrañable, pero no es tu tipo, no sabes cómo decírselo sin herir su tierno corazón. Paciencia porque son duros de pelar, son conscientes de que sus mejores armas son su conversación y su peculiar sentido del humor, además, quién sabe si de ahí puede surgir una gran amistad.

El Ecologista

Del latín “Verde Verdum”, no sabes muy bien que hace en ese bar pues no es muy de su estilo, pero el caso es que está allí, y a ti tilín te hace, después de la fauna que llevas aguantando toda la noche este te parece un regalo recien caido del cielo. 

Aparenta tenerlo todo, es un chico sano, culto, simpático, ¿donde puede estar el fallo? viste con tejidos naturales, por dios, si hasta cría lechugas en su terraza!! Este es un SÍ definitivamente!!!

Pero…según avanza la noche y la conversación…notas que empieza a fruncir el ceño – oye, ¿esos zapatos que llevas son de piel? te pregunta…-Sí, es que si no son de piel los pies se me ponen fatal…te excusas tú un poquito avergonzada…- ammmm- contesta él con el ceño aún más fruncido mientras notas que la conversación acaba de dar un giro inesperado...oye, y tú de los productos que testan con animales qué opinas? te pregunta otra vez ya con cara de perro de presa… uyyy, pues reconozco que no suelo mirarlo mucho, la verdad, pero estoy en contra ¿eh? Totalmente en contra!!! respondes rápidamente mientras esperas que la tierra te trague y te escupa donde sea pero a tomar por saco de ese bar y de esa conversación que sabes que se te esta complicando por momentos… - ¿qué no lo miras? exclama ya rojo de furia… ahora me dirás que tampoco separas el vidrio del cartón!!!! y fin de la historia, te mira con la cara encendida y se va, dejándote, así, con cara de lechuga mustia y sin más explicación.

El Normal

Actualmente no se disponen datos de él, pues pasados los treinta se le considera una especie en extinción si no extinta ya. Se cree que pueda quedar algún ejemplar distribuido por la península ibérica, pero serían pocos y muy dispersos, en cualquier caso son datos que no han podido ser contrastados todavía. Olvídate! Encontrar uno de estos es como buscar una aguja en un pajar.

Total, que, cual cenicienta, miras hacia la puerta del bar, apuras tu ultimo trago del cubata, te recompones el vestido que a esas alturas de la noche te apreta como si fuese un tanga de hilo tres tallas más pequeño, recoges tu dignidad e intentando no tropezar con los tacones... decides marcharte a casa, al fin y al cabo te lo has pasado bien, no habrás encontrado al hombre de tu vida pero te has reido de lo lindo.

Hay muchísimas más especies de fauna nocturna que puebla estos nuestros bares, para mí, estos son quizás los especímenes con los que más he coincidido, todo ello contado en clave de humor y sin pretender ofender a nadie. Al igual que hay clasificaciones de tipos de hombres también las hay de mujeres, nosotras no nos quedamos atrás.

Buena semana,

C

domingo, 12 de julio de 2015

EL EFECTO DOMINÓ

Un día te despiertas y ha ocurrido, sin darte cuenta te has convertido en una treintañera. Los 30 han venido así, sin avisar, perramente. Ya no te apetece salir todos los días, ni trasnochar hasta altas horas de la madrugada cada fin de semana, ahora prefieres salir a correr, irte de vermut con las amigas (con las pocas que te quedan solteras y sin niños claro está) o simplemente hacer ganchillo, perdón, crochet que ahora es de lo más "IN".

Con lo que tu has sido!!!! Que ha pasado contigo? Tía, tu antes molabas, cerrabas los bares, eras la fiestera de las fiesteras y mírate... ahora ocupas la mayor parte de tu tiempo libre pensando en esos moldes para cupcakes tan monos que has visto en una tienda de tu barrio o subiendo a Pinterest los millones de proyectos de DIY que tienes en mente, tus grupos de whatsapp están llenos de fotos de bebes, ecografías y artículos de puericultura, si es tu caso, efectivamente, te has convertido en una treintañera y, querida mía, los treinta han venido para quedarse, así que ponte cómoda y bienvenida a este selecto club.
Así comienza la andadura de este blog donde podréis encontrar recetas, proyectos de DIY, anécdotas personales y humor, mucho humor, porque los treinta hay que llevarlos así.

Buena semana,
C